VALLE CENTRAL

El Valle Central de Costa Rica está ubicado en el centro geográfico del país y es donde se aloja la mayor cantidad de habitantes; más de la mitad de la población vive, estudia y trabaja en esta región.   Esta zona está ubicada en el centro geográfico de Costa Rica, la zona más poblada del país. Abarca al Gran Área Metropolitana, conformada por las cabeceras de las provincias de San José, Heredia, Cartago y Alajuela. Tiene un gran desarrollo comercial e industrial, educación universitaria y el reinstalado ferrocarril se encuentran aquí. Una gran variedad de relieves, altitudes y topografías permiten diferentes microclimas y abundante biodiversidad.

 

Es un terreno de planicies y con un sistema montañoso llamado Cordillera Volcánica Central.  Al norte están los volcanes activos e inactivos, como  el Poas en Alajuela, el Barva en Heredia y el Irazú y el Turrialba en Cartago. Al sur está La Fila la Carpintera, constituida por un grupo de montañas.

 

Estas montañas azuladas que rodean el valle conforman una cadena que inicia en la Depresión del Desengaño que divide al Volcán Barva del Volcán Poas. Siguen las Tres Marías, tres picos montañosos y luego el Paso de la Palma que las divide del Volcán Irazú.  Hacia el sur están los picos de Alajuelita y Escazú, los cuales se ven adornados de un color rojo durante el verano, cuando se tiñen los Robles de Sabana localizados en sus faldas. Al oeste, los montes de Ciudad Colón y al este el Volcán Irazú.

 

Aquí se localiza la Capital de Costa Rica, San José, constituida como tal en 1838. Fue fundada entre 1736 y 1737 por orden del Cabildo de León con el propósito de reunir a los pobladores  del Valle de Aserrí. Un creciente aumento de locales comerciales propició el rápido desarrollo de la zona, siendo la tercera ciudad del mundo con iluminación eléctrica, después de Nueva York y París.

 

Cuenta con pasajes peatonales, siendo el de la Avenida Central el más popular, más de 12 cuadras de largo bordeadas de locales comerciales y puntos históricos. Recientemente se concluyeron las cuadras del sureste del Mercado Central hasta el Hospital San Juan de Dios.

 

San José posee los museos más importantes del país como el Museo Nacional de Costa Rica, que relata la historia precolombina, colonial y republicana de Costa Rica. Es posible disfrutar de una bella vista de San José desde su plaza superior. Construido en el antiguo Cuartel Bellavista.

 

En dirección oeste está el Museo De Oro del Banco Central con una de las colecciones de arte en oro precolombino más importantes del mundo. Es un edificio subterráneo, y en su superficie se ubica la aglomerada Plaza de la Cultura. Hacia el norte está el Museo de Jade, con una impresionante colección de figuras y ornamentos de jade realizados por culturas indígenas de Mesoamérica.

 

Otros de sus atractivos son el Teatro Nacional,  galardonado como Monumento Nacional en 1965; la iglesia de La Merced con arquitectura neogótica y el Edificio de Correos, inspirado en el edificio de Correos de Madrid.  El Teatro Popular Melico Salazar; con un diseño clásico industrial preformado; el “Edificio Metálico””, inspirado en la arquitectura  moderna en hierro que dio origen a la Torre Eiffel, se encuentra frente al Parque Morazán, junto al Parque España y alberga dos escuelas públicas.

 

Dispersos a lo largo de la capital hay parques como el Parque Central, el Parque Nacional, el Parque España, el Parque de la Merced y el Parque Morazán, hermosos puntos que no se pueden ignorar. Lugares de encuentro y tranquilidad, verdes pulmones de la ciudad gracias a sus numerosos árboles.

 

A lo largo de los años, San José ha tenido cambios en su arquitectura, edificaciones derribadas y otras que han cambiado de ubicación para su preservación. Por esto la Antigua Penitenciaría central es ahora el Museo de los Niños y El Aeropuerto de la Sabana es el Museo de Arte Costarricense.

 

Más recientemente, la antigua Fábrica de Licores y el paseo de Damas fueron convertidos en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo. Se planea ocupar las amplias instalaciones de la Antigua Aduana, contiguas a la Estación de Trenes al Atlántico para exposiciones.

 

“”Chepe”” por sobrenombre de José como la conocen los Ticos, está a 1150 m.s.n.m, tiene una temperatura promedio de 22° y lluvias moderadas (la Cordillera Volcánica Central la protege de la influencia climática del Caribe). Ofrece todo tipo de facilidades y servicios con una vida nocturna muy activa (discotecas, centros nocturnos, bares).  Tiene una gran cantidad  de actividades culturales reseñadas por medio de la prensa escrita o en sitios especializados como www.redcultura.com   donde el visitante puede estar al tanto de toda la agenda cultural que ofrece la gran área metropolitana.

 

Se localizan aquí también las sedes del Poder Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, el Instituto Costarricense de Electricidad y la Universidad de Costa Rica así como una gran oferta de bancos estatales y privados.

 

Las poblaciones circundantes al casco metropolitano son zonas urbanas con desarrollo comercial como San Pedro, Tibás, Guadalupe, Moravia, Pavas, Desamparados y Rohrmoser.  Escazú y Santa Ana han experimentado un gran desarrollo inmobiliario en la última década.

 

La zona del Valle Central posee otras ciudades con  encantos propios con climas, modos de vida y culturas diferentes.

 

La ciudad de Alajuela (La Lajuela) fundada en 1782 en las faldas del Volcán Poas. Las comunes piedras de laja en los ríos Ciruelas y Alajuela le dieron su nombre ”La Lajuela” o lugar donde hay lajas. Con el tiempo las palabras se unieron hasta llegar a ser Alajuela.

 

Su mayor atractivo turístico es el Parque Nacional Volcán Poas, que protege un volcán activo en sus 6506 hectáreas. Es posible acceder prácticamente al cráter con un vehículo liviano, algo único en el mundo. Una zona cubierta de exuberante vegetación típica del bosque nuboso, con especies que alcanzan los 20 metros de altura, cubiertos por musgos.

 

Además protege unas 72 especies de aves, un  bosque enano y La Laguna Botos, el anterior cráter activo ahora una laguna de agua fría con impresionante belleza. Con ayuda de un clima despejado es posible apreciar la increíble y prácticamente única vista de ambos océanos, pacífico y atlántico. De fácil acceso, cercano a la capital, cuenta con facilidades y áreas para merendar.

 

El preservado Parque de los Mangos está aquí. Su nombre es debido a la gran cantidad de enormes árboles de mango a su alrededor. Un lugar para tertuliar sobre cualquier tema y para contar chistes, una habilidad especial de los alajuelenses.

 

Cuna del héroe nacional, Juan Santamaría, de la campaña de 1856 contra los invasores esclavistas (filibusteros). Aquí también se localiza el Museo Histórico Juan Santamaría, que relata la batalla de Santa Rosa y de Rivas, Nicaragua donde Juan Santamaría quemó el mesón en que se refugiaba el enemigo, venciéndolo.

 

Alajuela es la puerta principal a vuelos internacionales con el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, en constante crecimiento y desarrollo. Antiguamente llamado Aeropuerto Internacional del Coco, por construirse en el Llano del Coco. Es el aeropuerto más moderno de Centro América.

 

Saliendo de Alajuela hacia el Poas hay sitios muy agradables para almorzar, con hermosas vistas panorámicas del Gran Área Metropolitana. Al noroeste de Alajuela, están las ciudades de San Ramón, Sarchi, Naranjo y Palmares donde se combinan las labores agrícolas con las artesanales.

Desde la carretera vieja a Puntarenas que pasa por el corazón de los pueblos de Grecia, Sarchi, Naranjo, Palmares y San Ramón se disfruta de una hermosa vista panorámica.

Sarchi, esta ciudad agropecuaria es la cuna nacional de la artesanía. Es uno de los sitios donde se fabrican y pintan a mano las mejores Carretas Típicas de Costa Rica. Aquí se encuentra la fábrica de carretas de Don Joaquín Chaverri, la cual desde su nacimiento en el año 1902, ha utilizado un molino de agua para mover su producción. Los historiadores coinciden que aquí nació este arte.

Es imprescindible visitar el parque central de Zarcero, localizado frente a la iglesia principal. Los arbustos del parque poseen diversas siluetas, magníficas figuras de animales y dinosaurios, entre otros. El creador de este precioso escenario es Evangelisto Blanco quien desde los años sesentas les da mantenimiento así como al resto del parque. Este inesperado lugar es visitado frecuentemente por turistas nacionales.

La tranquila ciudad de Palmares reconocida por el diseño y manufactura de muebles de madera clásicos y modernos. Una vez al año, en la segunda semana de enero, se celebran las Fiestas Cívicas de Palmares, más de una semana de juegos mecánicos, fuegos artificiales, topes y mucho más. Se ha convertido en una de las fiestas más populares de Costa Rica donde miles de personas de todas partes asisten.

San Ramón, es considerada la cuna de poetas y líderes políticos, muchos intelectuales, oradores de plaza pública, profesores y  pensadores han nacido y crecido aquí, también expresidentes como Rodrigo Carazo Odio y José Figueres Ferrer.

Entre sus atractivos está el Museo de San Ramón, el mercado, La Iglesia y la Escuela G. Washington. Sus casas antiguas le dan un aire singular.

Hacia el este de Valle Central tenemos a la ciudad de Cartago que fue fundada en 1563 por el conquistador español Juan Vásquez de Coronado, sin embargo, su actual localización se debe a Alonso Anguciana de Gambos. Cuando Costa Rica pertenecía a la Capitanía General de Guatemala, Cartago fue su capital y dejó de serlo, tras la Guerra Civil de Ochomogo en 1823, donde fue evidente la superioridad militar, política, económica y comercial de San José.

Esta ciudad ha sido reconstruida tras ser víctima de tres terremotos que la devastaron en los años 1822, 1841, y el tercero y más destructor, el 14 de mayo de 1910. La ruinas de la antigua parroquia de Santiago Apóstol son evidencia de este último terremoto.

A pocas cuadras de las ruinas está la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles (1921), considerada como la más importante de Costa Rica. Santuario de “La Negrita”, la imagen de la Patrona de Costa Rica. Todos los años, el día 2 de agosto, miles de costarricenses realizan las Romerías, un acto de devoción en honor a la virgen.

Cartago se fundó en las faldas del Volcán Irazú, el volcán activo a mayor altura de Costa Rica, con 3432 m.s.n.m. éste forma parte del Parque Nacional Volcán Irazú (1955) que protege más de 2000 hectáreas, con el volcán más grande y alto de Costa Rica. Desde su cima y con ayuda de un cielo despejado es posible ver los 2 océanos y la Cordillera de Talamanca junto con las poblaciones de Tierra Blanca, el Valle del Guarco y el Valle de Orosi.

El Irazú emite nubes de vapor, ceniza y escorias acompañados de fuertes sacudidas sísmicas.  Posee lagunas de arena gris o dunas que le dan al paisaje una apariencia casi lunar, en contraste con la densa vegetación del Volcán Poas. Hay también una laguna de color verde que cuando hace un sol brillante toma un color casi fosforescente.

Su última fuerte actividad, entre 1963 y 1965, estuvo caracterizada por erupciones de ceniza que paralizaron la capital y afectaron el estilo de vida de miles de costarricenses. De fácil acceso, cercano a la capital, cuenta con facilidades y áreas para almorzar, eso sí, es mejor llevar abrigo sobre todo en los meses de diciembre y enero.

El Valle de Orosi también forma parte del Valle Central, aquí se localizan las comunidad de Orosi y Ujarrás, donde se fundaron los primeros asentamientos españoles de Costa Rica.

Las Ruinas de la Iglesia de la Purísima Concepción del Rescate de Ujarrás son el vestigio de esto. Estas fueron declaradas Monumento Nacional en 1920.

 

Cercano a las ruinas se encuentran los Jardines Botánicos Lankester, con una impresionante colección de orquídeas. La mejor época para observarlas es cuando estas florecen, entre los meses de abril y mayo. Forman parte de la Universidad de Costa Rica.

Hay edificaciones de importancia como la Represa de la Planta Hidroeléctrica de Cachi, en funcionamiento desde 1966, fue la primera en su tipo en toda Centroamérica. Mide 79 mts de alto y 186mts de ancho. Su creación generó un gran lago con atractivo turístico que dispone de opciones gastronómicas con platillos típicos e internacionales.

Está también la Iglesia y Museo Colonial de Orosi, única construcción colonial en muy buen estado donde se ven artículos de uso diario utilizados por los frailes franciscanos en sus campañas de evangelización. Declarada  Monumento Nacional en 1985.

La ciudad de Heredia ha sido conocida por décadas como la ciudad de las flores en referencia a las hermosas mujeres que habitan ahí, está ubicada en las faldas del inactivo Volcán Barba y la mayoría de sus poblados fueron nombrados con santos o santas católicas como Santo Domingo, Santa Rosa, San Pablo, Santa Bárbara, San Joaquín de Flores, San Rafael.

Con un centro histórico, compuesto por La Escuela República de Argentina, el edificio de Correos y Telégrafos, La Casa Cural, la iglesia de La Inmaculada, el Fortín y el edificio del Liceo de Heredia, antigua Escuela Normal, centro de la intelectualidad costarricense hasta la creación de la Universidad de Costa Rica (1940).

Entre sus atractivos está El Fortín (1876), diseñado por el escultor, dibujante y fotógrafo Fadrique Gutiérrez. Es un símbolo de la ciudad y Monumento Nacional, declarado así el 2 de noviembre de 1974. Heredia cuenta con un servicio de tren que se dirige a San José cuyo recorrido le permite disfrutar de paisajes pintorescos. Es sede de la Universidad Nacional, la segunda universidad estatal más importante de Costa Rica.

La localidad de Santo Domingo de Heredia posee una plaza de casi tres cuadras de diámetro que termina en la Escuela pública del pueblo. La arquitectura de la escuela es de principios del Siglo XX, con impecables jardines. Sobre la plaza, una imponente basílica con cúpulas plateadas y una impresionante vista del Volcán Irazú a su espalda.

Hogar del primer parque temático dedicado a la biodiversidad, el INBIO Parque. El Instituto Nacional de Biodiversidad recrea algunos de los tipos de bosque de Costa Rica así como estudia las especies de flora y fauna. De reconocimiento mundial por sus investigaciones y publicaciones.

San Rafael de Heredia posee una gran iglesia blanca de estilo gótico con una importante colección de vitrales. Es posible ver esta iglesia desde cualquier punto del valle central, especialmente desde San José, San Pedro y Guadalupe.

Barva de Heredia localizado en las faldas del Volcán Barva, tiene una plaza central y el Palacio municipal que refleja la vida a finales del siglo XIX con construcciones auténticas y conservadas. Casas antiguas se han convertido en restaurantes y locales comerciales.

En la región agropecuaria de Turrialba se encuentra el famoso Monumento Nacional de Guayabo, considerado el más grande e importante hallazgo antropológico del país. Aquí se han encontrado unas 50 diferentes estructuras de piedra en las cuatro hectáreas excavadas. Con calzadas de piedra que eran utilizados como caminos y que contaban con un sistema de drenaje. Estas se prolongan en diferentes direcciones a lo largo de varios kilómetros.

Hay gradas, puentes, muros de contención, planos inclinados y basamentos en forma de montículos como base para las casas. Posee un sistema de acueductos abiertos y cerrados que conducían el agua hacia los tanques de captación, este sirve actualmente. Su ocupación se remonta al año 1,000 a.C. aunque el mayor desarrollo del cacicazgo tuvo lugar entre los años 300 a 700 d. D.

El río Turrialba, que desemboca en el Reventazón con una pendiente que produce puntos de gran aceleración de las aguas, es ideal para la práctica del rafting. Con grandes extensiones de cultivos de caña de azúcar, además se produce el popular queso Turrialba. Posee una variedad de altitudes así como microclimas propicios para una biodiversidad abundante y cambiante.

El poblado de Coronado se localiza en las faldas del Cerro Zurquí, una fracción del cantón forma parte del Parque Nacional Braulio Carrillo. El paisaje de este poblado está decorado de árboles como el ciprés y terrenos de pastoreo para la producción lechera.

La iglesia de Coronado es una obra de arte inspirada en el estilo gótico francés, diseñada por el arquitecto costarricense Teodorico Quirós al final de la década de los 20s. La estructura prefabricada de metal fue confeccionada en Alemania, arribó a Puntarenas y fue descargada en la Plaza González Víquez. Posteriormente fue trasladada en carretas de bueyes por los propios pobladores de Coronado.

Posee un clima frío, con mucha nubosidad y neblina. Su nombre es en honor al Conquistador español Juan Vásquez de Coronado.

El Parque Nacional Braulio Carrillo al poseer un sector en el costado pacífico y otro en el atlántico es fácilmente perceptible desde la carretera en el punto del Túnel Zurquí esa diferencia en la vegetación. Nombrado en honor al tercer Jefe de Estado costarricense y Benemérito de la Patria, quien hizo grandes esfuerzos por comunicar el puerto de Limón con el valle central.

Altos complejos volcánicos tapizados con denso bosque primario siempre verde conforman la mayor parte del área protegida (47,583 ha). Además lo acompañan ríos caudalosos, unas 6,000 especies de plantas y abundante fauna.

Lo atraviesa una carretera en dirección a Limón cuyos miradores obsequian hermosas vistas panorámicas. Es por aquí que pasa el Río Sucio.

Entre las zonas protegidas del Valle Central están el Parque Nacional Volcán Irazú, Parque Nacional Volcán Poas, Parque Nacional Braulio Carrillo, que incluye al Volcán Barva, el Parque Nacional Volcán Turrialba y la Zona Protectora de los Cerros de Escazú. Además posee una gran oferta de turismo de aventura como canopy, rafting, excursiones a caballo, en bicicleta, caminatas y más.

Debido a su extensión, la región del Valle Central comprende parte de las provincias de San José, Alajuela, Heredia, y Cartago. Para poder explicar el clima en esta región toman puntos específicos de análisis meteorológico, estos puntos de referencia son Pavas en el centro del Valle y  Fraijanes para el sector montañoso.  La cantidad de lluvia registrada varía de acuerdo con la zona, por ejemplo en el sector central (Pavas) 997m de altitud, se acumula durante el año una cantidad promedio de 1967 mm (1mm es equivalente a 1litro por metro cuadrado). Mientras en el sector montañoso (Laguna de Fraijanes) a 1 850m de altitud, el registro anual es de 3 230.8 mm.

En los sectores montañoso y hacia el este del Valle Central la cantidad de lluvia registrada es mayor que la que se presenta sobre el Valle y el sector oeste como Santa Ana, Ciudad Colón, etc.  Cartago presenta una característica especial y es que el promedio anual ronda apenas los 1400 milímetros siendo la cabecera de provincia con menos precipitación.

El Valle Central presenta estaciones bien definidas, una época seca que va desde Diciembre hasta Marzo, y una lluviosa que se extiende desde Mayo a Octubre (bajo condiciones normales). Se considera que Abril y Noviembre son meses de transición de una época a otra. En Julio se nota una disminución de las lluvias denominado el Veranillo de San Juan, provocado por un cambio en la circulación del viento, esta condición puede prolongarse de una a tres semanas.

En la parte baja del Valle y usando como referencia a Pavas la temperatura promedio se mantiene entre los 22 y 24 grados Celsius (°C) y no tiene grandes cambios a través del año, mientras que la máxima promedio no exceden los 29 ºC y los promedios de la temperatura mínima oscilan alrededor de los 18ºC. Mientras en el sector montañoso del Valle, la temperatura máxima apenas alcanza los 23 grados en los meses de marzo y abril y durante enero y febrero fácilmente baja en algunas ocasiones hasta 7ºC.

El Valle Central es una meseta rodeada de montañas con una leve inclinación que baja de  norte a sur y de este a oeste, siendo el sector de San José este y Cartago los más altos.  Es una topografía relativamente plana con ríos de cauce poco profundo a excepción de algunos como el Río Virilla que tiene el cañón más profundo.  El Valle Central es una depresión tectónica y está limitada al norte  y al este por la  Cordillera Volcánica Central, al sur por los cerros de Escazú, los de la Candelaria y el Tablazo y al sur por los cerros del Aguacate.  Los montes de Ochomogo y La Carpintera la dividen en dos partes, la oriental o Valle de Cartago, un poco más elevada y ocupa una porción de un tercio de la extensión total.  La occidental o Valle de San José, ocupa el millar de kilómetros cuadrados restantes.  Esta depresión está rellena principalmente por materiales volcánicos.  Las irregularidades que presenta se deben a los cortes y rellenos fluviales y a los antiguos depósitos sedimentarios y volcánicos.

Otras zonas de nuestro pais